Momentos de vino

Vino entre amigos.

IMG_3006

Puede que haya un vino para cada momento. Ciertamente, la cantidad de opciones disponibles, hace casi imposible que no encontremos el vino adecuado a la situación o la compañía. Yo defiendo y recomiendo la infidelidad a la hora de comprar y consumir vino. Y aún a riesgo de que esta actitud tenga mala prensa entre las marcas, que por supuesto, y con buen criterio, buscan y trabajan por la fidelidad de sus clientes, me siento moralmente obligada a informar de los riesgos que tiene para el disfrute descorchar siempre la misma etiqueta.

Puede que aquello de ir sobre seguro eligiendo una determinada bodega o región reduzca los niveles de estrés e inseguridad que produce en algunos el hecho de encontrarse ante un lineal lleno de referencias, sobre todo cuando el objeto de la compra es hacer un regalo especial o llevar el vino que acompañará el menú de una velada…

Ver la entrada original 313 palabras más

Momentos de vino

IMG_3006

Puede que haya un vino para cada momento. Ciertamente, la cantidad de opciones disponibles, hace casi imposible que no encontremos el vino adecuado a la situación o la compañía. Yo defiendo y recomiendo la infidelidad a la hora de comprar y consumir vino. Y aún a riesgo de que esta actitud tenga mala prensa entre las marcas, que por supuesto, y con buen criterio, buscan y trabajan por la fidelidad de sus clientes, me siento moralmente obligada a informar de los riesgos que tiene para el disfrute descorchar siempre la misma etiqueta.

Puede que aquello de ir sobre seguro eligiendo una determinada bodega o región reduzca los niveles de estrés e inseguridad que produce en algunos el hecho de encontrarse ante un lineal lleno de referencias, sobre todo cuando el objeto de la compra es hacer un regalo especial o llevar el vino que acompañará el menú de una velada en casa ajena a la que vamos de invitados, pero, ¿dónde quedan la emoción del riesgo y la satisfacción de la elección acertada cuando acertamos ?. Cuanto más probamos más aumentan las posibilidades de hacer descubrimientos que nos sorprendan, así que mi teoría y consejo es: Prueba todo aquello que te permita tu bolsillo. Sigue leyendo

Los trenes del vino

viajes_tren_vino_portugal

El tren siempre me ha parecido uno de los medios de transporte más excitantes y románticos, y no porque mi experiencia sobre raíles sea muy dilatada, que más bien se cuentan con los dedos de la mano mis viajes en tren,  pero la literatura y el cine han hecho un buen trabajo, y se han encargado de mostrar, en la mayoría de las ocasiones, una atmósfera muy seductora en torno  al gigante de hierro. Historias de amor o de espías con locomotora de vapor al fondo, desencuentros y encuentros en andes que podrían contar mil secretos.

Un viaje en tren inspira. Los  9.288 km del Transiberiano probablemente den para escribir una novela o un guión de cine, lo cual no sé si ha sucedido, pero desde luego el famoso ferrocarril que parte de Moscú para atravesar ocho zonas horarias diferentes ha sido inspiración de grandes historias de ficción.

El tren invita a escribir para describir.   Lo que se ve a través de la ventana y  lo que  sucede en cada uno de sus vagones.  Conversaciones simultáneas que tejen una historia hecha de pequeños  trocitos de verdad y grandes dosis de imaginación. Situaciones reales o inventadas que encuentran aquí el escenario perfecto.

Y si además,  el escenario está salpicado de viñedos, la fascinación se convierte en infinita para los amantes del vino. Todos los winelovers deberíamos tener la oportunidad de hacer alguno de los siguientes recorridos, y en la próxima vida los que nos dejemos sin hacer en esta. Sigue leyendo

Godello

photo by The Examiner

photo by The Examiner

A la Ribera del Sil, en la comarca más oriental de la provincia de Ourense y unida a un nombre propio. Es así como la variedad Godello se ha convertido en protagonista de vinos excepcionales, pero no siempre vivió tiempos de gloria.

Muy fácil quererla, pero difícil cuidarla. Su carácter sensible y enfermizo la relegó al papel de segundona, la condenó a una presencia aislada y escasa, y convirtió sus frutos en subordinados de otras variedades con el cometido y la orden de aportar riqueza alcohólica a sus vinos. .

Cuando nadie confiaba en ella, cuando aún no le habían dado la oportunidad de mostrar su gran potencial aromático, su genética apta para envejecer con elegancia y la excelente armonía con que muestra su acidez, Don José Ramón Gayoso, viticultor de Portela eligió un rincón bendecido de esa Galicia mágica, a 500 metros de altitud y con orientación sur para que la dama autóctona de porte pequeño pero erguido pudiera expresar su raza, desnudar su alma atlántica y pizarrosa. Sigue leyendo

Verdejo

uva blanca verdejo-

Vallisoletana y con caracter, haciendo gala de su origen castellano. Le gusta perfumarse con fragancias herbáceas y toques afrutados. Exhibe su estructura de porte vigoroso de la cual hace gala en viñedos con altura media de 800 metros.

De gran calidad. Elocuente y ácida en su discurso, que termina siempre con ese toque amargo que la hace inconfundible. No hay documentos que lo certifiquen, pero parece que vino desde África de la mano del rey Alfonso VI en el S. XI. Quizá fue una princesa mozárabe que encontró su hogar junto al Duero , pero hoy es reina indiscutible de la Denominación de Origen Rueda, la primera de Castilla León. Sigue leyendo

Qué bonito cacareaba

Foto por Mar Sánchez

Foto por Mar Sánchez

Uvas seleccionadas, como el pequeño grupo de personas que componían la reunión. Aspecto brillantenariz intensa y  elegante .  Si algo había a raudales en la velada era, desde luego, brillantez y elegancia. Perfecto equilibrio de madurez y frescor. Sin ninguna duda, combinación interesante la de aquel encuentro de generaciones distintas. Potente, ácidoComo muchos de los momentos de la noche. Larga vida. Directamente asociado al deseo de que aquella sea la primera de otras muchas ocasiones.

Hace unas semanas fui invitada a una de esas reuniones a las que asistes ,en principio, por cortesía . No conoces al resto de los asistentes y desconfías incluso de que pueda haber elementos de afinidad suficientes como para calificar el encuentro como gratificante. Qué malos son los prejuicios, culpables en muchas ocasiones de que dejemos pasar la oportunidad de conocer gente excepcional. No me voy a declarar culpable en el ejercicio de prejuzgar, no es que tuviera una idea preconcebida de la velada, digamos, simplemente ,que mis expectativas no eran muchas. Y me equivoqué, pero como errar es de humanos y rectificar de sabios, en la primera media hora ya intuí que la noche prometía. Abrí la mente y el espíritu y me empapé de interesantes conversaciones y personajes increíbles. Poesía, arte, música y vino… mucho vino.

No es la primera vez que defiendo que el vino se hace para compartirlo, pero hay encuentros que ratifican y certifican la teoría. “El vino en buena compañía sabe mejor”. Y a néctar del paraíso me supo este vino blanco de Rioja con alma de Garnacha blanca al 50%, fermentado en barrica y criado durante 8 meses más en roble francés.

Puede cacarear lo que quiera. Presumir, jactarse y vanagloriarse, porque tiene personalidad de sobra para hacerlo, y además lo hace bonito.

Etiquetas que emocionan. Ramón Do Casar

etiquetas-de-vino-con-historia (1)

Etiqueta – fotografía de Don Alberto Martí.

Uno de los motivos por los que el mundo del vino se convierte en pasión para todo aquel que de una u otra manera se acerca a él con la intención y voluntad de descubrir su magia es, que detrás de cada botella hay un montón de personas con otras tantas historias interesantes que contar.

A lo largo de estos últimos años, he tenido la fortuna de escuchar algunas de esas historias, contadas por sus protagonistas, y me siento una privilegiada por ser partícipe de vivencias que bien podrían inspirar un guión de cine.

Me emocionan las etiquetas que son pincelada o imagen de la historia que llevan detrás.

Historia de un hombre que nació en Galicia a finales de los años 20, un hombre que pasó su infancia en una casa de labranza , en una tierra que no era propia , a orillas del río Miño.

Un hombre que en los años cincuenta emigró, como otros muchos gallegos, a Venezuela , con dos bolsillos llenos de sueños y ganas de comerse el mundo. Sigue leyendo